ENTENDIENDO BLOCKCHAIN Y CONTRATOS INTELIGENTES EN UN ESCENARIO DE LA VIDA REAL

Por Santiago Rivera García

Entendiendo Blockchain y Contratos Inteligentes en un Escenario de la Vida Real

Contratos inteligentes son métodos sin precedentes de asegurar cumplimiento contractual, incluídos los contratos sociales.” [página 47, Blockchain Revolution por Don y Alex Tapscott] [traducción del autor].

Implicaciones para una Economía Blockchain: Como principio de diseño económico, ejercer derechos debe empezar con clarificar dichos derechos. En el campo de la ciencia de la administración, el movimiento holocrático no es sólo interesante, sino un controversial ejemplo de cómo los miembros de las organizaciones definen el trabajo que necesita hacerse y después asignar derechos y le responsabilidad de hacer el trabajo como parte de un todo. ¿Quién coincidimos que deba tener éste set de decisiones y actividades en nuestra empresa? La respuesta a esa pregunta puede ser codificada en un contrato inteligente y después puesto en el blockchain para que las decisiones, progreso hacia el objetivo e incentivos sean transparentes y bajo consentimiento.” [página 47, Blockchain Revolution por Don y Alex Tapscott] [traducción del autor].

Para efectos de claridad, entendamos uniformemente lo que significa la holocracia y como se relaciona con el blockchain. De acuerdo a investopedia “la holocracia es un sistema de gobernanza corporativa donde miembros de un equipo o negocio forman equipos distintos, autónomos, sin embargo simbióticos para conseguir los objetivos de una empresa. El concepto de una jerarquía corporativa es desechado a favor de una organización estructural plana donde todos los trabajos tienen igual voz mientras simultáneamente responden a la dirección de autoridad compartida”. https://www.investopedia.com/terms/h/holacracy.asp Voy a tomar un riesgo al suponer que, si una compañía implementa una estructura holocrática, lo hace para conseguir resultados más rápido o poder conseguir varios resultados al mismo tiempo o resultados y objetivos dinámicos. Ésta estructura sería entonces completamente diferente a una jerarquía—del cual un ejemplo sería la estructura militar.

En una estructura jerárquica, las decisiones se toman de arriba hacia abajo y si la economía de la organización está debidamente alineada, la información fluye sin problemas de abajo hacia arriba—y así la alta gerencia “sabe” lo que necesita saber para poder tomar buenas decisiones. Mientras escribo estas palabras, yo se que hay un gran problema en el modelo—el clásico problema agencial. Seres humanos siendo seres humanos. Esta es otra suposición que hago al decir que mientras más larga la organización en números humanos, mayor es el riesgo de crear agentes buscando interés personal.

Si tan sólo pudiéramos resolver ésta situación compleja con una tecnología estandarizada – emoji pensando - ...

Entra el blockchain y los contratos inteligentes. De acuerdo con https://blockgeeks.com/guides/smart-contracts/, los “contratos inteligentes te ayudan a intercambiar dinero, propiedad, acciones, o cualquier cosa de valor en una manera transparente, libre de conflictos mientras evitamos los servicios de un tercero intermediario”. Las condiciones y acciones adjuntas al resultado de éstas condiciones pueden ser codificadas.

Aquí va probablemente un mal ejemplo de un contrato inteligente, para efectos de claridad: Una apuesta de dinero entre Jugadores 1 y 2 acerca de cuál va a ser la temperatura en algún día en el futuro de acuerdo a x ó y cadena de noticias—si llueve, Jugador 1 gana, si no, el 2 gana. Ésta apuesta podría ser codificada en el blockchain no sólo para definir quién gana, sino para asegurarse que los efectos sean cumplidos—transferir la cantidad de dinero adecuada al ganador en el tiempo debido. Cualquier persona sin conocimiento podrá leer esto y pensar: bueno, y eso no lo puede hacer el Internet? La respuesta es si, con un asterisco—sí puede pero aún sigue dependiendo en parte de la decisión humana a lo largo del camino. Con blockchain, esa decisión humana no se necesita ya, porque en realidad no es una decisión, es un proceso administrativo de verificar información que es pública (de acuerdo con el ejemplo en cuestión) y transferir los fondos al ganador correcto. Si Platón hubiera estado correcto (en su fase romántica donde todo mundo era bueno y dispuesto), entonces no tendríamos ningún problema con éste sistema actual, pero todos sabemos que los humanos son altamente corruptibles, especialmente en ciertas culturas y sociedades – aclara garganta – México (no el único, obviamente).

El ejemplo de la apuesta con el clima es muy básico y directo – la vida no es así (inclusive si hoy por hoy existiera dicho código para hacer apuestas con el clima), la realidad siempre presenta variables interesantes y difíciles de resolver.

En WeeSign usamos Contratos Inteligentes. Usamos Hyperledger Sawtooth para construir nuestra red blockchain. La forma en la que usamos la tecnología no es para poder transferir dinero con un contrato inteligente, sino para usar la capacidad de contratos inteligentes que nos brinda ésta tecnología para resolver un problema legal complicado: la inalterabilidad, integridad y confianza en los documentos que se firman. Hay muchas maneras de cometer fraude a través de firmas falsificadas, así que las firmas físicas autógrafas son lejos de un sistema infalible para la corrupción. Firmas electrónicas tradicionales como Adobe o Docusign son llamativas y fácil de usar, pero ninguna puede asegurar con una certeza del 100% si es que un documento firmado en su plataforma ha sido modificado o no. Cualquier funcionalidad que tienen en ese sentido se queda corta porque no fue originalmente diseñada y entendida como una solución blockchain – es tecnología vieja. Cualquier funcionalidad que tienen en ese sentido se queda corta porque no es la tecnología ideal para resolver el problema: la tecnología idónea es un registro distribuido codificado de forma tal que pueda detectar hasta la más mínima modificación en el documento firmado (una coma, un acento, un cero mal ubicado que puede ser catastrófico). Además – todo mundo sabe que no se usa una sombrilla de playa en un lugar con viento porque se vuela en segundos. La tropicalización y adecuación es clave para proveer precisamente lo que nuestra legislación nos pide en materia de firma electrónica – esto es precisamente lo que hacemos en WeeSign: la firma electrónica orgullosamente hecha por mexicanos, para mexicanos. Nuestra legislación es muy sui generis, por decir lo mínimo.

En otras palabras, en WeeSign, usamos los contratos inteligentes para asegurarnos que cualquier documento firmado (en WeeSign) se encuentra, de hecho, en su estado original y absolutamente nada se ha hecho para modificarlo o alterarlo.

Pruébelo usted mismo. Regístrate gratis en https://www.weesign.mx/home/register y valida gratis en https://www.weesign.mx/validation.

Escríbenos en nuestro chat o agenda una llamada con uno de nuestros representantes de venta: https://drift.me/weesign/meeting